Cómo fabricar una bomba de agua eólica paso a paso

Las fuentes de energía renovables pueden tener tantas aplicaciones como uno se pueda imaginar. Entre ellas, el bombeo de agua para su aprovechamiento, por ejemplo para el riego, entre otros posibles usos. Una alternativa para realizar esta operación sin que de ella se derive un aumento del consumo de energía es fabricar una bomba de agua eólica, que aporta la energía necesaria para elevar este recurso. Te explicamos cómo crear este mecanismo, para el que básicamente necesitarás maña y piezas reutilizadas de viejas bicicletas.

 

 

 

 

Instrucciones bomba de agua eólica.

Paso 1: Prepara las ruedas y el engranaje.

Buena parte de los materiales para esta bomba de agua eólica son piezas aprovechadas de bicicletas, que han sido adaptadas para que funcionen para este fin. Ese es el caso de los engranajes, para los que tendrás que emplear la pieza que ves en la imagen (el cassette) y, como ves, colocar pernos en su perímetro.

Para la pieza que irá en la parte superior de la bomba, usa pernos que sean cortos; mientras que para la que van en vertical, los largos serán más adecuados.

Acto seguido, une el engranaje horizontal al eje de una rueda de bicicleta. Por otro lado, une a la pieza la llanta de otra rueda con tres soportes metálicos.

Ahora, necesitarás un trípode que sea robusto para, en su parte superior, fijar una pieza en T para la conexión de tuberías PVC. En esta pieza tendrás que instalar la estructura de ruedas que has creado. En este caso, se ha optado por hacerlo con un par de piezas de madera circulares. Posteriormente deberás instalar la pieza vertical en la horizontal de la  pieza conectora para PVC, de forma que no impida la rotación de la misma.

Paso 2: Crea las velas de viento.

Aunque inicialmente para este proyecto se optó por piezas de tela recubiertas de láminas de plástico, lo cierto es que tras realizar varias pruebas se comprobó que el sistema no era suficientemente eficaz. Por ello, prepara cinco velas de viento con PVC o con estaño y fíjalas directamente a las llantas de la bicicleta.

Paso 3: Instala las velas.

En este paso tendrás que perforar cinco agujeros de tamaño suficiente para que por ellos pase un radio de bicicleta. De hecho, vas a tener que insertarlos a la llanta de manera que queden bien sujetos, por ejemplo mediante epóxido, muy utilizado en fontanería por su eficacia para la adherencia.

Una vez se seque el epóxido, las velas también tendrán que fijarse a los radios de la bicicleta. Asegúralas de nuevo con el mismo material y, si quieres reforzarla la estructura todavía más, atornilla los radios para evitar que las velas se caigan.

 

 

Paso 4: Fabrica el conector de la bomba.

Si revisas el mecanismo vertical, verás que en la parte trasera de los pernos que habías colocado en los cassettes hay una pequeña bola roja. En realidad, son dos, esta y otra fijada al pistón de la bomba de agua, gracias a las que el generador eólico y la bomba se conectan de manera que la fuerza del viento se transfiere a la bomba de agua.

Este conector está fabricado sencillamente con una tubería de PVC. En él se han insertado además varios radios de bicicleta, simplemente calentando el plástico, por ejemplo sobre el fuego de una cocina. Asegúrate de que esta parte del sistema sea lo más ligera posible ya que, de lo contrario, necesitará más aire para funcionar.

Paso 5: Crea la bomba de agua.

Para crear la bomba de agua necesitarás básicamente tubería de PVC y un conector en T. Si sigues el modelo de la imagen no debes de tener ningún problema para que todo cuadre. Además, para ayudarte en este paso, puedes consultar este vídeo.

Paso 6: Fija la turbina eólica y la bomba de agua.

Para que el sistema se mantenga erguido fija una vara metálica en el suelo, de manera firme, en el lugar en el que quieras ubicar el equipo. Une la vara metálica con la parte exterior de la bomba mediante pinzas de tornillo.

Acto seguido, coloca la turbina de viento sobre la bomba de manera que esté lo suficientemente alta como para que el brazo conector quede bien extendido. Finalmente, asegúrate de unir el conector con la rueda en horizontal y con el pistón de la bomba.

Como el sistema puede resultar algo frágil, lo ideal es que lo refuerces mediante su instalación sobre un poste de 4×4, lo que eliminará movimientos no deseados.

Con todos estos pasos, la bomba de agua eólica estará lista. Sin embargo, observando su funcionamiento y tras recibir muchas sugerencias, el impulsor de esta idea ha aplicado algunas mejoras para aumentar el rendimiento. Son las siguientes:

  • Sustituir el trípode por una tubería metálica a lo largo de todo el sistema.
  • Aproximar al suelo la válvula de manera que no sea necesario bombear el agua a tanta altura.
  • Sustituir el pistón y el brazo de PVC por amortiguadores de bicicletas.
  • Desenganchar las velas por su parte inferior y dejarlas ancladas a la estructura por la superior, de manera que queden en ‘modo ataque’, lo que aportará más flexibilidad y favorecerá el empuje.

Ahora sí, con estas últimas recomendaciones ya está todo listo para que puedas poner en marcha tu bomba de aire propulsada por el viento.

Si tienes dudas, aquí tienes el proyecto e instrucciones completas: instructables.com

 

 

 


 http://ecoinventos.com/