Chile habanero, ¿eres un amante del picante?

Seguramente, por algunas entradas que llevamos a nuestras espaldas, hemos denotado nuestro gusto por la comida picante. Entre ellos incluimos muchas variedades de guindillas y chiles que pueden hacer pasarlo muy mal a más de uno. Hace su entrada magistral en Agromática el chile habanero, un pequeño diablo que es capaz de amargarte el día…¡o no! :). 

 

Antes de nada nos ponemos al día con el tema de los chiles y las guindillas. Particularmente no las vamos a limitar a cultivarlas únicamente en el huerto, pues también podemos hacer unos apaños en casa con nuestras macetas. Mira nuestro artículo sobre cultivo de chiles en casa y compruébalo.

Esta variedad, el chile habanero o capsicum chinense es muy picante. No la que más, pues hay chiles que tienen más grados en la escala Scoville (¿sabes lo que es?). El chile scorpion (Trinidad Scorpion Butch T), por ejemplo, le supera con creces, pudiendo llegar a los 2.000.000 de grados. ¿Hacemos una comparativa?Pues a esos niveles ya se empiezan a fabricar los sprays de pimienta. Realmente nos parece excesivo meterlo en la boca, pero para gustos los colores.

Tranquilo, el chile habanero “sólo” tiene entre 200.000 y 300.000 unidades Scoville (SHU). 

 

cultivo de chile habanero

¿Te atreves a dar cuenta de este suculento chile?

 

Características del chile habanero (Capsicum chinense)

Su curiosa forma delata lo que luego vamos a sentir en la boca. El chile habanero pasa por varias etapas de maduración donde va cambiando de color progresivamente. Empieza en verde, luego anaranjado, rojo, etc. También nos podemo encontrar varias variedades de habanero que se diferencian por el picor.

Pertenece, como el pimiento, a la familia Solanaceae, una de nuestras familias favoritas que llenan nuestros frigoríficos en verano. ¿Sus usos? Se puede comer en fresco, hacer salsas o acompañarlo en guisos y platos calientes.

 

Origen del chile habanero

Según se han hecho averiguaciones, el chile habanero proviene de las tierras bajas de la cuenca amazónica. De ahí y por medio de agricultores y alfareros que migraban a otras tierras, se propagó hacia Venezuela, Colombia, Guyana, las Antillas, etc.

Sin embargo, hoy en día Mexico se lleva la palma en producción, con 1.500 toneladas anuales de chile habanero recolectado y considerado como un referente en la cultura culinaria del Yucatán.

 

Cultivo de chile habanero

A la hora de cultivarlo, seguiremos las mismas reglas que con otros chiles. Al compartir el mismo género, los cuidados van a ser similares o muy parecidos.

Su semilla tiene un poder germinativo bastante alto, por lo que no habrá problemas en que logre germinar al cabo de algunas semanas. Nosotros hemos hecho la prueba y ha funcionado perfectamente. Un sustrato de fibra de coco para proporcionar suficiente humedad al principio y listo. Del abonado ya nos encargaremos más tarde, puesto que muchos sustratos comerciales llevan ya un poco de materia orgánica, nitrógeno, fósforo, potasio y algunos microelementos (Fe, Mg, Cu, B, Mo, Zn, etc.).

Planta de chile habanero

Chile habanero variedad “chocolate”

 

Iluminación y temperatura

Hay una premisa que perseguiremos, como también lo hacemos con el pimiento o el resto de chiles y guindillas, calor y Sol. Puede soportar la exposición directa a los rayos solares, aunque no es lo más conveniente, puesto que se acelera la maduración y el cambio de color.

 

Riego

Las temperaturas son altas en verano y las necesidades hídricas también. Mantendremos el sustrato húmedo y facilitaremos la absorción de nutrientes y agua por las raíces. Es conveniente no dejar agua estancada para evitar pudriciones y aparición de hongos. En cuanto a la calidad de agua, podemos regar con la del grifo si periódicamente hacemos riegos generosos para desplazar las sales acumuladas en el sustrato.

Hay que destacar también la sensiblidad a los excesos de agua que tiene el género Capsicum. Cuidado con eso. A veces es mejor quedarse corto que pasarse…

Si hemos cultivado en interior, es conveniente controlar el crecimiento, a fin de no tener una pequeña selva en casa. 

 

Recetas de chile habanero

¡Hagamos una salsa de habanero! De nada sirve recoger los frutos de esta solanácea si luego no hacemos nada con ellos. Como consejo puedes emplear uno o dos frutos para recoger semillas, de cara a la siguiente temporada. Si estás en casa y la temperatura es buena, puedes cultivarlos prácticamente durante todo el año. ¡Ponte guantes para coger las semillas!

 

¿Qué necesitamos?

 
  • Chiles habaneros
  • Tomate
  • Dientes de ajo
  • Sal al gusto

 

La escala Scoville de chiles habaneros 

Habanero Chichen Itza: 150.000-200.000

Habanero Caribbean Red: 150.000-400.000

Habanero Black Congo: 100.000-450.000

Habanero Peruvian White: 150.000-300.000

Habanero Big Sun: 150.000-350.000

Habanero Peach: 150.000-300.000

Habanero Orange: 150.000-325.000

Habanero Congo Yellow: 150.000-325.000

Habanero White Bullet: 150.000-350.000

Habanero Amarillo: 200.000-300.000

Habanero Cappuccino: 200.000-350.000

Habanero Long Chocolate: 250.000-350.000

Habanero Branca: 150.000-500.000

Habanero Congo Red: 300.000-400.000

Habanero Antillais Caribbean: 300.000-400.000

Habanero Red Savina: 350.000-550.000