Cultivo del caqui en el jardín

Cultivo, propiedades, poda y receta de mermelada de caqui

El caqui es un fruto que por encanta al sector de la población al que le gusta la fruta madura. Muchos lo toman incluso con pajilla o directamente absorbiendo el jugo del fruto. Su sabor es inconfundiblemente dulce y es un manjar para muchas personas. Hoy te enseñamos cómo evitar ir al supermercado a comprarlos para cultivarlo en tu jardín o huerto. Además, te enseñamos sus propiedades y a hacer mermelada de caqui. 

 

 Se conoce como Diospyrus kaki (familia Ebanaceae), un árbol frutal caducifolio que produce una gran cantidad de frutos enormemente llamativos. A nivel mundial España no es uno de los mayores productores ( Japón, China, Estados Unidos…) pero si a nivel europeo, junto con Italia, dado que gozamos de un buen clima para el desarrollo de este cultivo.

Dentro de España, la Comunidad Valenciana es la que más tiene que decir al respecto y seguramente os sonará la denominación de origen Ribera del Xúquer, que creció de forma espontánea a través de semillas (una variación genética fruto de esta gran forma de reproducción.

cultivando el caqui en el huerto

 

Climatología del caqui

El cultivo del Diospyrus kaki es propio de zonas templadas.  También podemos incluir como una zona idónea aquellas que pertenezcan al mediterráneo, como es la zona de la Comunidad Valenciana. Por otro lado, también necesita un mínimo de horas de frío en invierno. Con ello aseguará una caída total de todas las hojas (recordemos que es caducifolio) y una nueva brotación con la llegada del calor que producirá unos magníficos frutos.

En cuanto al frío, estando en reposo vegetativo tiene una resistencia alta a las heladas, pero como sucede con la mayoría de los frutales, una vez iniciada la floración, los fríos intensos le perjudicarán enormemente.

 

Características del suelo

En cuanto a las características de textura y el resto de propiedades del suelo, no es un factor indispensable, ya que suele crecer en distintos tipos de suelo sin mayor problema. Puestos a elegir uno nos quedamos con aquellos sueltos y profundos, de textura media tirando a arcillosa.

Antes de plantar hay una serie de recomendaciones que os vamos a comentar. Primero, lo mejor es hacer una labor profunda del suelo o del hoyo donde queremos colocar nuestro árbol, independientemente del tamaño. Hay que trabajar a fondo ya que nos tenemos que ir por debajo de los 50 cm. Dejaremos la tierra suelta e incorporaremos un abonado de fondocompuesto de materia orgánica, ya sea vegetal o animal. La cantidad varía dependiendo del tamaño del agujero, una mezcla de este abono con la tierra de fondo (unos cuantos kg) es más que suficiente.

Si vas a plantar más de un árbol es importante que dejes espacio suficiente entre ellos. Planifica la separación con el fin de que cuando sean adultos haya suficiente iluminación y aireación entre sus ramas. La separación de 5 metros es la idónea. Normalmente, en las grandes explotaciones de Diospyrus kaki se ven estos marcos de plantación, 5×5 o 6×5, dependiendo de la variedad escogida.

cultivo del caqui en el huerto

 

Características del riego y del abonado

Pasamos a una parte interesante del cultivo del caqui. Ya hemos visto como tenemos que preparar el suelo para recibir la plantación de este árbol y ahora vamos a ver su mantenimiento (más tarde veremos una foto aclaratoria de cómo ha de realizarse la poda del caqui.

Empezando por el riego, hay que considerar que este frutal está acostumbrado a la sequía. De hecho, existen cultivos en secano, cuyas producciones son, como es lógico, mucho más escasas que los cultivares en regadío. El agua es importante, y un uso lógico de ella aportará grandes producciones.

El caqui exige un riego continuado todo el año, siendo el mejor sistema el riego automatizado por goteo, porque aporta una caudal constante que deja húmeda toda la superficie radicular. Sin embargo, no debemos cometer excesos, puesto que aquí se pagan  caros. El caqui es bastante sensible al exceso de humedad y a la podredumbre radicular,  (sobre todo en verano, a pesar de que haga mucho calor).  Por lo tanto, nos olvidamos por completo de los encharcamientos.

Continuando con el abonado, las incorporaciones orgánicas alrededor del tronco a la salida de la etapa invernal resultan muy efectivas y aumentan el vigor del árbol. Para abonos minerales puedes seguir este ejemplo:

Abonado de Nitrógeno:  0,5 kg/árbol

Abonado de Fósforo: 0,2 kg/árbol

Abonado de Potasio: 0,35 kg/árbol

 

Valores medidos teniendo en cuenta un marco de plantación de 400 árboles/ha según IVIA.

Tabla maduracion variedades de caqui

Tabla maduración de distintas variedades de caqui

 

Posibles plagas y enfermedades

Todos los frutales siempre reciben la visita de algún insecto que quiere aprovecharse de los nutrientes o cobijo que los frutos, hojas o ramas pueden proporcionarle. Podemos encontrar las siguientes plagas en el cultivo del caqui:

  • Caparreta
  • Cotonet
  • Cryptoblabes gnidiella

  • Barreneta
  • Ceratitis capitata

Enfermedades:

  • Podredumbre radicular (Armiralliella mellea)
  • Mycosphaerella nawae 

 

La poda de este interesante árbol

La poda en el caqui es un elemento indispensable para garantizar la óptima producción de sus frutos. Las podas de formación se hacen cuando el árbol se encuentra en parada vegetativa, en invierno. Por otro lado, las podas en verde, cuando el árbol está en producción, en los meses de primavera persiguen aclarar los frutos pequeños para permitir el crecimiento del resto, eliminar ramas o brotes no productivos o despuntar ciertas ramas.

poda de formacion en el cultivo del caqui

Poda de formación
Fuente: IVIA

 

 

¿Qué es el caqui persimón tan famoso?

Si hay una variedad de caqui que nos suene es el persimón. Esta variedad de carne dura es una marca comercial  de la variedad rojo Brillante. Difiere del resto de variedades en que se come con cuchara o con cuchillo, como si de una manzana se tratase. Se cultiva en la Comunidad Valenciana (gracias a su perfecto clima).

La diferencia radica en que el caqui persimón se extrae del árbol antes de su óptima madurez. Esto tiene el inconveniente de que al tener la carne dura, también es muy astringente, hasta el punto de que no es comestible. Ha de someterse a un proceso de desastringentado. Aunque sea una palabra rara de decir es como el desverdizado de los cítricos, que se almacenan en cámaras gigantes con altos contenidos en etileno (lo que hace madurar a la fruta).

 

Propiedades del caqui

Esto es lo que estás incorporando a tu cuerpo cada vez que comes 100 gramos de este delicioso fruto:

  • Calorías: 127
  • Lípidos: 0,4 g
  • Colesterol: 0 mg (¡ok!)
  • Sodio: 1 mg
  • Potasio: 310 mg
  • Glúcido: 34 g
  • Proteínas: 0,8 g
  • Vitamina C: 66 mg
  • Hierro: 2,5 mg
  • Calcio: 27 mg

Como ves, las propiedades del caqui son amplísimas, hablando de forma nutricional. Al tener mucho azúcar aportan calorías sanas, con bajo contenido en lípido y alto contenido en vitaminas.

Fuente: United States Department of Agriculture.

 

Y para acabar… ¡hacemos una mermelada de caqui!

La mermelada de caqui es un método idóneo de conservación de este fruto tan climatérico. El proceso de elaboración es tan sencillo que no te puedes permitir el lujo de dejarlo escapar. ¡Toma nota de como hacer esta mermelada de caqui!

Ingredientes:

  • 1 kg de caquis maduros
  • 1 kg de azúcar
  • condimentos al gusto (ralladura de naranja, canela, vainilla, etc.)

Ponemos en un recipiente todos los ingredientes y dejamos que se mezclen durante varias horas. Una vez veamos que están listos los ponemos en una olla a fuego lento y lo dejamos cocer una hora mientras removemos de vez en cuando. Una vez esté cocida y con aspecto de mermelada (que la mezcla haya espesado) la pasamos a frascos esterilizados. Un truco, si hay demasiados grumos es pasarla por la batidora, así el resultado será mucho más homogéneo.

Por cierto, ya sabéis que si decidís experimentar con la mermelada de caqui podéis subir todas las fotos de vuestra elaboración a nuestro foro e incluso sugerir otras recetas.

 

 

http://www.agromatica.es