Etiopía aprueba la comercialización de algodón transgénico resistente a plagas

 

En los últimos años Etiopía ha formado parte de un grupo de 12 países africanos que realizan ensayos de campo experimentales con diversos cultivos transgénicos enfocados en sus realidades agrícolas locales. Ahora, se acaba de unir a los 4 países africanos que han aprobado transgénicos a nivel comercial en el continente, los cuales comprenden Sudáfrica, Sudán, Egipto y Burkina Faso (aunque los últimos 2 se encuentran en un revés temporal por motivos políticos y técnicos). Esto ocurre tras la la aprobación comercial del gobierno para 2 híbridos de algodón Bt resistente a plagas, además de la aprobación de ensayos experimentales con maíz transgénico resistente a plagas y tolerante a sequía.

Etiopía se convierte en un nuevo país africano en autorizar el cultivo de cultivos transgénicos al otorgar dos aprobaciones históricas para la liberación ambiental de algodón transgénico Bt (resistente a plagas) y ensayos de investigación sobre maíz biotecnológico. En una carta firmada por el Ministro de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático H.E. Gamado Dale, del Instituto Etíope de Investigación Agrícola (entidad solicitante), el país comenzará con dos híbridos de algodón Bt: JKCH1050 y JKCH1947. El lanzamiento del algodón Bt se basa en el análisis de los expertos sobre los resultados de dos ensayos de campo confinados realizados bajo la supervisión de la Dirección de Asuntos de Bioseguridad del Ministerio de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático y el equipo de trabajo técnico de Bioseguridad proveniente de diferentes instituciones que evaluraron el informe final presentado por el solicitante.

El gobierno de Etiopía ha identificado al algodón como un cultivo básico estratégicamente importante para suministrar materia prima para el sector textil en rápido crecimiento y para generar miles de puestos de trabajo a lo largo de la cadena de valor del subsector del algodón.

En maíz, el instituto de investigación comenzará ensayos de campo confinados de un evento con rasgos apilados para tolerancia a la sequía y resistencia a insectos en asociación con la Fundación de Tecnología Agrícola Africana . El permiso de investigación es por cinco años.

Los investigadores etíopes también están colaborando estrechamente con el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA) en un proyecto de marchitez bacteriana, para desarrollar variedades resistentes a través de la biotecnología agrícola moderna. Enset, un plátano de Etiopía también conocido comúnmente como el falso plátano, es un cultivo clave para la seguridad alimentaria. Enset puede soportar largos períodos de sequía, fuertes lluvias e inundaciones, que normalmente destruyen otros cultivos. Sin embargo, la marchitez bacteriana está devastando el cultivo, amenazando la seguridad alimentaria de más de 15 millones de personas que dependen de ella como alimento básico. Treinta años de esfuerzos de investigación por parte del sistema nacional para gestionar y controlar la marchitez bacteriana del Enset utilizando técnicas convencionales no pudieron tener éxito debido a la ausencia de clones resistentes en la base genética del cultivo.