UNA PEQUEÑA PLANTA “INSIGNIFICANTE” PODRÍA ALLANAR EL CAMINO A CULTIVOS MÁS PRODUCTIVOS.

Un científico alemán visitó Buenos Aires para explicar la importancia de un proyecto destinado a estudiar los secretos genéticos de Arabidopsis thaliana: el modelo más popular en investigación vegetal.

 


(Agencia CyTA-Fundación Leloir)-. Un ambicioso proyecto internacional se está llevando a cabo para revelar los secretos genéticos a escala mundial de la planta de floración más estudiada en la historia de la ciencia: Arabidopsis thaliana, un modelo de investigación emparentado con los brócolis, repollos y coliflores y que comparte mecanismos biológicos con cultivos de gran importancia agrícola como el maíz, el trigo y la soja.

“La comprensión de la evolución y los procesos genéticos, moleculares y bioquímicos implicados en la forma en que estas plantas responden al medio ambiente y a los patógenos, puede conducir al desarrollo de cultivos más productivos”, dijo el líder del proyecto, el doctor Detlef Weigel, director del Instituto Max Planck de Biología del Desarrollo, en Tübingen, durante una serie de conferencias impartidas en Buenos Aires en el marco del Simposio “Fronteras en Biociencia 3” organizado por el Instituto de Investigación en Biomedicina de Buenos Aires (IBioBA), dependiente del CONICET e instituto “partner” de la Sociedad Max Planck de Alemania.

Weigel ayudó a establecer el proyecto “Genome 1001” para Arabidopsis. El objetivo de este programa es comparar el genoma de más de mil variedades de esta planta de todo el mundo para conocer la cantidad total y la distribución de la variación genética que existe en la naturaleza. Esta planta se puede encontrar principalmente en el hemisferio norte: Europa, norte de África, el círculo polar ártico y los desiertos de Asia. “Los estudios permitirán comprender cómo la variación genética en la naturaleza permite a las plantas adaptarse a su entorno en constante cambio”, explica Weigel.

Weigel también es líder de “Pathodopsis”, un proyecto que involucra la toma de muestras de Arabidopsis de diferentes partes del mundo afectadas por patógenos. En esta línea de trabajo, el científico alemán y su equipo secuencian el genoma de la bacteria del género Pseudomonas y los hongos Hyaloperonospora arabidopsidis. El objetivo es identificar las firmas de coevolución de los genomas de los patógenos y de las plantas.

Las enfermedades de las plantas son una gran amenaza para los cultivos agrícolas. “Los estudios genéticos y moleculares de la coevolución entre Arabidopsis y los patógenos pueden proporcionar información útil para desarrollar cultivos resistentes”, dice Weigel, quien también pronunció una conferencia en la Fundación del Instituto Leloir.

Weigel y sus colegas encontraron Micro RNAs en plantas, pequeñas moléculas que regulan la expresión de genes y juegan un papel crucial en su desarrollo y en las respuestas a los cambios en el medio ambiente. En este campo, Weigel y sus colaboradores fueron pioneros en una nueva tecnología genética que permite desactivar genes mediante el uso de microARNs artificiales.

El investigador de Max Planck también ha hecho contribuciones cruciales sobre la evolución del sistema inmune de las plantas. Por ejemplo, ha descrito mecanismos que operan en “enfermedades autoinmunes” que ocurren en Arabidopsis y descubrió cómo un solo gen orquesta la defensa de la planta contra el ataque de hongos, bacterias e insectos.

La investigación de Weigel sienta las bases para el desarrollo de estrategias que pretenden prevenir enfermedades y así aumentar el rendimiento de los cultivos.

Weigel es miembro electo de la Organización Europea de Biología Molecular (EMBO), de la Academia Alemana de Ciencias Leopoldina, de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, y de la Real Sociedad de Londres para el Avance de las Ciencias.

 

 

https://mundoagropecuario.com