Café, bebidas energéticas y batidos detox: cuidado con los mitos

Existen muchos rumores sobre el café, las bebidas energéticas y los batidos detox. Despejamos dudas y explicamos cuáles de ellos son falsos.

 

 

 

 

¿Es saludable el café o hay un límite diario que no conviene sobrepasar? Las dietas y bebidas detox, ¿pueden ayudarme a perder peso y mejorar mi salud o, por el contrario, son perjudiciales? ¿Son inocuas las bebidas energéticas? Existen muchas leyendas urbanas alrededor de estas infusiones o bebidas. No creas en mitos o bulos alimentarios. En este artículo te contamos qué es cierto y qué no.

 

 

Tres tazas de café al día

 

Según la Federación Española del Café, en nuestro país tomamos entre tres y cuatro tazas diarias por persona. Esto lo sitúa como una bebida con un fuerte arraigo en nuestra cultura gastronómica, y debe valorarse su huella sobre la salud. Los mensajes que la población recibe sobre el café son contradictorios, especialmente en lo referido al impacto que tiene sobre el aparato digestivo, la función cardiovascular y el sistema nervioso.

 

 

 

 

 

El café es un producto complejo en el que se encuentran más de 1.000 compuestos bioactivos que consiguen distintos efectos, y estos deben analizarse en su conjunto. Dos investigaciones rigurosas publicadas en el British Medical Journal y en el Annual Review of Nutrition han evaluado sistemáticamente la ingente evidencia científica publicada, abordando todos sus posibles impactos en la salud (tanto positivos como negativos).

 

En ambos casos se concluye que un consumo de 3-4 tazas al día estaría relacionado con beneficios como la reducción del riesgo de mortalidad cardiovascular, de diabetes tipo 2 y de cáncer, entre otros. No se encuentran efectos adversos sobre la salud a excepción de la etapa de embarazo, momento en el que hay que limitar la ingesta por la cafeína.

 

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha establecido como seguras dosis diarias de hasta 400 mg de cafeína en adultos (unas 4 tazas, dependiendo del café) y de 200 mg en embarazadas. Debe tenerse en cuenta que la concentración de cafeína es muy variable: según la OCU, un café casero contiene 128 mg y, el de cafetería, 180 mg.

 

 

Bebidas y batidos detox

 

Las dietas y bebidas detox, por su parte, no implican beneficios y pueden ser perjudiciales para la salud. La eliminación de toxinas del organismo se realiza de forma eficaz en el hígado, fundamentalmente, y también a través de los pulmones, los riñones y la piel. Estas sustancias se someten a un proceso de metabolización, que consiste en transformarlas en compuestos que puedan eliminarse con facilidad, y para cada sustancia hay una ruta propia de biotransformación. Es un proceso complejo y específico.

 

 

 

 

Los productos detox no identifican las toxinas concretas que pueden eliminar ni los mecanismos implicados, por lo que no se puede comprobar su eficacia. Los programas detox empleados con la finalidad de adelgazar se corresponderían con dietas de aporte energético muy bajo. Esta estrategia de pérdida de peso solo debe usarse en la práctica clínica, en pacientes muy concretos y siempre debe estar supervisada por personal sanitario.

 

La Comisión Europea no permite que ningún producto alimentario incluya declaraciones como "detoxificante", "purificante" o "depurativo", ni ningún término similar, ya que no se sustenta en la evidencia científica. De hecho, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria considera que estos productos implican riesgos por su alto contenido en oxalatos (compuestos que interfieren con la absorción de nutrientes y que incrementan el riesgo de cálculos renales) y nitratos, y por el riesgo de contaminación microbiológica.

 

 

 

 

 

 

Fuente: https://www.consumer.es