La agricultura 4.0: tecnología sustentable para afrontar el futuro

Resultado de imagen para agricultura 4.0

 

 

La tecnología de punta está transformando uno de los trabajos más antiguos del ser humano: la agricultura. No se trata sólo de un factor evolutivo, sino también de las necesidades concretas de nuestro tiempo.

 

"No podemos alimentar al mundo de hoy con la agricultura de ayer", ha advertido repetidas veces los investigadores del Instituto Bio Sense, en la ciudad serbia de Novi Sad a orillas del río Danubio. Y no es mentira. En los próximos 30 años la demanda de alimentos aumentará en un 70 %, por lo que será necesario no sólo aumentar y mejorar la producción, sino también limitar su impacto en el medio ambiente.

 

Partiendo de esa premisa, el instituto serbio se integró al programa financiado por la Unión Europea "Antares" que tiene como objetivo ampliar la participación de los Estados miembros y los países asociados que se encuentran algo rezagados en el sector de la agricultura, en términos de investigación e innovación.

 

 

El sistema que utilizamos actualmente puede identificar problemas en una hoja, una fruta o una verdura, por lo que podemos con mucha más anticipación. Cuando nos damos cuenta, la planta ya está enferma, mientras que la cámara y los sensores pueden detectar el comienzo de la enfermedad.

Djordje Djunkic

Granjero.

 

 

 

En el futuro, este importante sector utilizará tecnologías avanzadas, como sensores, robots, drones, grandes datos e imágenes satelitales que permitirán a los agricultores ampliar aún más los límites de su capacidad para supervisar la situación general de los cultivos y detectar posibles enfermedades en fases muy tempranas.

 

"Nuestros sensores tienen el propósito principal de ser utilizados en los campos por la gente común. Para que sea, como diría yo, "plug and play" y así extraer la información más importante para el agricultor. Por ejemplo, el sensor de desarrollo de la humedad del suelo. Este sensor dará la información de cuándo irrigar y cuando no para que pueda disminuir la cantidad de agua que se utiliza en el proceso de irrigación. También estamos desarrollando una especie de soluciones que te digan cuántos nutrientes y cuánta cantidad de nitrógeno hay en el suelo", explicó Goran Kiti´c, director del laboratorio de nanoelectrónica del Instituto BioSense.

 

La principal apuesta de esta revolución de alta tecnología será la Granja Digital. En el marco del proyecto ya se han puesto en marcha algunas experiencias piloto en Serbia. Podría sonar a ciencia ficción, pero no lo es, porque la naturaleza sigue siendo el eje principal, con todos sus aspectos impredecibles.

 

 

Eslovenia: "la madera es el material del pasado, presente y futuro"

 

En Eslovenia encontramos otro ejemplo de este tipo de programas regionales de investigación y desarrollo.

 

Como parte del proyecto InnoReniew, aquí se ha creado un centro de investigación de excelencia que está desarrollando nuevos materiales de construcción basados en madera y productos naturales reciclables.

 

La madera ha sido uno de los materiales de construcción más explotados a lo largo de la historia. La modernidad había cambiado el paradigma, pero después de años de dominación del acero y el hormigón, la madera vuelve a crecer. Las construcciones de madera y la búsqueda de nuevos materiales basados en productos naturales están a punto de hacerse cada vez más comunes.

 

 

"la madera es básicamente la campeona de todo el material renovable. No sólo es neutra, sino también negativa en emisiones de CO2. Esto quiere decir que cuando se hace una casa de madera, no sólo no emite emisiones, sino que la propia construcción las neutraliza".

Iztok Sustersic

Director en investigaciones del Grupo COE

 

 

 

Los procesos de modificación de la madera permiten obtener las propiedades deseadas por medio de agentes químicos, biológicos o físicos. Los beneficios obtenidos de la fusión de diferentes materiales y tratamientos pueden contribuir a reducir la huella ambiental.

 

"Uno de los grandes impulsos en Europa es maximizar el uso de nuestras materias primas. Por lo tanto, nuestra investigación se centra en cómo utilizar los pequeños trozos de material que quedan después de construir un mueble de madera o después de cocinar. Podemos emplear ciertos tratamientos, podemos cambiar el material de una manera determinada para que esté preparada para un alto funcionamiento", Matthew Schwarzkopf, investigador de InnoReniew .

 

La combinación del sector de la construcción con una gestión forestal sostenible podría generar toda una serie de beneficios económicos, sociales y ambientales adicionales.

 

Particularmente, los científicos creen que la madera puede tener un gran potencial como captador y neutralizador de las emisiones de CO2.

 

 

 

Fuente: https://es.euronews.com