AGRICULTURA

Cinco tecnologías que transformarán el agro, la comida y la cadena de suministro en los próximos cinco años

Resultado de imagen para tecnologia agro

 

Dentro de los próximos cinco años, la población de la Tierra cruzará la marca de los ocho mil millones por primera vez. La compleja cadena alimentaria, ya amenazada por el cambio climático y un suministro de agua limitado, se resentirá aún más. Para satisfacer las demandas de este futuro superpoblado, son necesarias nuevas tecnologías y dispositivos, avances científicos y formas de pensar completamente nuevas sobre la seguridad e inocuidad de los alimentos.

 

Los investigadores de IBM presentaron en su evento anual Think 2019 cinco tecnologías que dentro de los próximos cinco años proveerán soluciones en cada eslabón de la cadena alimentaria. Están ayudando a los agricultores a maximizar los rendimientos de los cultivos y desarrollando formas de frenar la epidemia de desperdicio que destruye el 45% del suministro de alimentos. Los científicos están trabajando para crear una red de seguridad para detectar patógenos y contaminantes antes de que enfermen a las personas. Y están inventando formas de mantener el plástico fuera de los océanos.

 

 

DE LA SEMILLA…

 

La digitalización del mundo físico a través de datos que pueden ser analizados por inteligencia artificial abre un mundo de posibilidades para los negocios.

 

1. Los dobles digitales de la agricultura ayudarán a alimentar a una población creciente utilizando menos recursos

 

¿Cómo darle a un agricultor que nunca ha puesto un pie en un banco acceso al crédito? Digitalizando y captando todos los aspectos de la agricultura, desde la calidad del suelo hasta las habilidades del conductor del tractor y el precio del melón vendido en el mercado. Se le llama Digital Twin, y dentro de los próximos cinco años, utilizando la inteligencia artificial podremos usar estos datos para pronosticar con precisión los rendimientos de los cultivos, lo que a su vez les dará a los bancos e instituciones financieras los datos que necesitan para proporcionar crédito para ayudar a los agricultores a expandirse.

 
"La representación digital se logra a través de una red de sensores que digitalicen todas las dimensiones de la granja recopilando datos", explicó, Juliet Mutaji, ingeniera informática de IBM research. "Combina ese banco de datos con inteligencia artificial de Watson para tomar mejores decisiones más informadas y, por último, registre toda esa información en una blockchain para controlar cada etapa de la cadena de suministro".

 

Una herramienta importante para ayudar a los agricultores y productores a tomar mejores decisiones es la nueva IBM Watson Decision Platform for Agriculture. Esta plataforma combina datos, satélites, teléfonos móviles y sensores con capacidades de inteligencia artificial para recopilar y analizar datos visuales no estructurados sobre el uso de la tierra agrícola, desde la química del suelo y el suministro de agua hasta enfermedades de cultivos, uso y disponibilidad de equipos, tormentas inminentes, olas de calor y de frío…todo para cumplir con la promesa de mejorar la calidad y seguridad de los alimentos.

 

Con un gemelo digital de las granjas y la actividad agrícola en todo el mundo, los participantes en todos los niveles de la cadena alimentaria tendrán acceso a más información y recursos, lo que resultará en una economía agrícola más equitativa. Y lo que eso significa es: más comida, a un costo menor. "En 5 años la combinación de la internet de las cosas, blockchain y la IA reducirán el desperdicio de alimentos a casi cero. Blockchain trazará la comida desde las granjas hasta los mercados, la IA se encargará de mantener la cadena de suministro eficiente y IoT ayudará a informar las decisiones empresariales", dijo Mutaji.

 

 

…A LA COSECHA…

 

La tecnología subyacente a Bitcoin ofrecerá una plataforma pública para analizar el estado actual de distintos puntos de la cadena de suministro y detectar ineficiencias.

 

 

2. Blockchain evitará que se desperdicie más comida

 

Dentro de cinco años, eliminaremos muchas de las costosas incógnitas en la cadena de suministro de alimentos. "Estamos ante una situación que se pierden o desperdician el 34% de los alimentos que se producen debido a ineficiencias en la cadena de suministro", dijo en el evento Think 2019 de IBM Ana Paula Assis gerente general de Latinoamérica de la empresa. Esta epidemia de desperdicio disminuirá considerablemente, los agricultores aumentarán los rendimientos de los cultivos y los productos que terminen en los carros de los consumidores serán más frescos -todo con la ayuda de blockchain y IBM Food Trust.

 

Lanzada en octubre de 2018, IBM Food Trust es un registro digital altamente seguro que utiliza tecnología blockchain para conectar a cada miembro de la cadena de suministro de alimentos a través de información precisa y compartida. Los investigadores de IBM están trabajando para llevar blockchain al siguiente nivel, combinándolo con sensores IoT y algoritmos AI, lo que hace que el seguimiento de los alimentos de la semilla al plato sea más preciso y confiable.

 

En un futuro cercano, los sensores de IoT podrían usarse para rastrear frutas, verduras o cualquier otro alimento en el largo viaje que va desde el campo hasta la tienda de alimentos. Al estar conectados a blockchain por medio de IBM Food Trust, estos sensores podrían permitir que todos, desde agricultores y transportistas hasta empacadores de alimentos y tiendas, conozcan los recuentos exactos de inventario en tiempo real. Por lo tanto, si están quedando pocas zanahorias en los estantes de alguna tienda, un transportista en otro punto del país podría saberlo de inmediato y enviar más en camino. Los algoritmos AI también podrían aprender de la enorme masa de datos que fluyen a través del sistema, para predecir la demanda de los consumidores, optimizando las estimaciones para el minorista y colocando automáticamente los pedidos de envío en cada ubicación de la cadena de suministro.

 

 

…A LA REPISA…

 

Analizar el comportamiento de los microbios nos permitirá anticipar amenazas de salud en la cadena alimenticia antes de que se convierta en un brote.

 

 

3. Mapear el microbioma nos protegerá de las bacterias malas

 

Dentro de cinco años, los inspectores de seguridad alimentaria de todo el mundo adquirirán una nueva superpotencia: la habilidad de entender cómo millones de microbios coexisten dentro de la cadena de suministro de alimentos y detectar patógenos en base a su comportamiento. 

 

Estos microbios–algunos saludables para el consumo humano, otros no –están en todas partes –en los alimentos en las granjas, fábricas y tiendas de comestibles. Gracias a una nueva técnica que permite analizar su composición genética de manera rentable, los investigadores de IBM Research pueden estudiar la dinámica de las comunidades de microbios para su aplicación en seguridad alimentaria.

 

Por medio de la secuenciación de los genomas del microbioma, o comunidades de microbios-presentes en los alimentos que comemos-los investigadores de IBM, así como organizaciones aliadas como Mars, Inc., Bios-Rad y la Universidad de Cornell,se encuentran en un punto de inflexión hacia una nueva y más predictiva clase de análisis de alimentos. Este campo en rápida evolución, combinado con big data y microbiología, está construido sobre la tecnología de Secuenciación de Segunda Generación (NGS, por susiglaen inglés), que los investigadores están usando para recopilar una base de datos de genomas sin precedentes llamado el Consorcio para la Secuenciación de la Cadena de Suministro de Alimentos que contiene todos los genomas bacterianos secuenciados por investigadores en las últimas 2 décadas. 

 

Con la visión obtenida de 500 terabytes de datos experimentales complejos, el equipo logró comprobar las diferencias entre los microbiomas de ingredientes seguros (que los investigadores consideran que tienen una composición estándar diferente) y los potencialmente dañinos (que podían ser detectados como desviaciones de la composición estándar, indicando contaminación por patógenos u otros ingredientes).

 

Usando secuencias de ADN y ARN, los investigadores pudieron perfilar los microbiomas en todos los lugares en los que la produccióno entregade alimentos ocurre. Estos análisis pueden ser usados paradetectar anomalías en el microbioma –por ejemplo, un incremento repentino y no anticipado de una bacteria patogénica dentro de una muestra de salchicha de cerdo, o un cambio en toda la composición del microbioma. Una prueba cultural tradicional de una salchicha tomaría días para ser realizada y podría indicar solamente la existencia de una bacteria problemática específica. El análisis avanzado de big data de los resultados del NGS para esta muestra, sin embargo, podría ser realizado en una fracción del tiempo y determinar todos los microbios presentes en la comida. Estos hallazgos podrían revelar señales tempranas de que este microbioma es favorable para el crecimiento de bacterias patógenas, ampliando la comprensión de los investigadores, de todo el universo microbiano.

 

Generar alertas tempranas sobre una anomalía potencial en un microbioma podría ahorrar millones de dólares a los gobiernos y a las compañías. Anualmente las enfermedades transmitidas por alimentos tienen un costo médico de 9 mil millones de dólares y de 75 mil millones en el caso de la recogida y destrucción de alimentos. Además,las enfermedades transmitidas por alimentos causan 128.000 hospitalizaciones y 3.000 muertes cada año en los Estados Unidos. Desarrollando una base de datos de microbios detalla mundial y aprovechando el análisis avanzado de big data de los resultados del NGS en cada etapa de la cadena de suministro de alimentos,estas cifras alarmantes podrían reducirse a cero en un tiempo muy corto.

 

Así, la seguridad alimentaria se vuelve predictiva en lugar de reactiva.

 

 

…A LA MESA…