AGRICULTURA

Agrotech: La revolución tecnológica en el campo

El desarrollo tecnológico se presenta como una herramienta imprescindible para el mantenimiento y crecimiento sostenible de la agricultura. Eficiencia y rentabilidad. Pase y vea.

La denominación ‘agrotech’ (también ‘agtech’) engloba todas aquellas propuestas de valor basadas en las nuevas tecnologías digitales para el sector agropecuario. Se trata de una manera de entender la agricultura que integra los avances tecnológicos con el fin de maximizar la producción y minimizar el impacto medioambiental que ésta tiene.

Las soluciones tecnológicas e innovadoras se presentan como una necesidad para la supervivencia de la agricultura, responsable del 78 % de la contaminación del agua y del 83 % de la deforestación del Planeta. Los cambios en el modelo de producción son necesarios para asegurar la pervivencia del sector, y también garantizar la alimentación de una población mundial que podría llegar a los 10 mil millones en el año 2050.

Esta situación ha derivado en el desarrollo del sector agrotech que, además de ofrecer soluciones y herramientas para la transformación hacia un modelo que sea más eficiente, competitivo y sostenible, supone una excelente oportunidad de mercado.

La transformación digital es un denominador común a todos los ámbitos económicos y sociales a nivel global. En el caso de la agricultura, los avances tecnológicos son un paso más en la historia evolutiva de una relación a tres entre los seres humanos, la naturaleza y las máquinas.

Los avances científicos y tecnológicos han permitido controlar y reproducir fenómenos que se creían fuera del alcance humano. Sin embargo, en la actualidad, la tecnología digital ya es capaz de replicar a la naturaleza; existen programas informáticos que permiten realizar predicciones muy precisas sobre fenómenos a priori aleatorios, como son los que implica la meteorología y, del mismo modo, pueden reproducir la aleatoriedad como se hace en las ruletas de casino de los entornos virtuales.

Precisamente los avances científico-tecnológicos relativos a los pronósticos meteorológicos están entre los que más han ayudado tradicionalmente al desarrollo del agrotech. Pero en los últimos tiempos este área de investigación e innovación se ha visto fuertemente beneficiada por otros avances, como el uso de satélites y otras herramientas de monitorización cada vez más sofisticadas, la mayor capacidad de las computadoras, o la mejora en las conexiones a Internet y en los sistemas de localización.

Así, por ejemplo, tres de las startups de “tecnología verde” recientes más importantes, según la revista Forbes, están relacionadas con la biotecnología (Goterra, para la gestión automatizada de residuos), nuevos cultivos (Better Origin, una red de mini granjas de insectos gestionadas por inteligencia artificial) o el desarrollo de nuevos materiales (Apeel Sciences, que produce un revestimiento para alimentos comestible como alternativa al plástico).

El agrotech en Argentina goza de buena salud y mejores perspectivas. Existe un espacio para el desarrollo de startups que confían en la tecnología digital para la mejora de la producción agrícola no sólo a nivel nacional, sino también con la posibilidad de expansión a otros mercados interesantes como puede ser el africano. En eventos tan importantes y tradicionales como Expo Rural, que en julio de 2022 celebrará en Palermo su 134º edición, ya son habituales las jornadas dedicadas a dar a conocer las últimas novedades en agrotech y cómo pueden ayudar al desarrollo de la industria agrícola y ganadera.

Algunos ejemplos de estas empresas tecnológicas argentinas dirigidas al sector agropecuario y ganadero son Digirodeo, que permite un mayor control sobre el monitoreo del historial y salud de los animales; Auravant, también dedicada al monitoreo, pero de cultivos; Deep Agro, un sistema de aplicación selectiva de fitosanitarios; Vaqapp, una plataforma para la comercialización electrónica de ganado; o la empresa de ingeniería genética Bioceres, que tras asociarse con una biotecnológica provocó auténtico furor en Wall Street el pasado mes de marzo.

Según datos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de finales de 2020, ocho de cada diez productores o asesores del sector agropecuario utilizan aplicaciones y plataformas de gestión de datos online a diario. El 66,8 % de los encuestados afirmó que el motivo de adoptar estas tecnologías es porque mejoran la eficiencia, lo cual incrementa la rentabilidad de sus actividades.

La tecnología ha sido fundamental en la reciente “revolución verde” de la Argentina, que se ha dado principalmente en la agricultura extensiva y que ha provocado un aumento de la producción. Ahora el reto está en mejorar las prácticas agropecuarias tradicionales con el fin de que puedan ser competitivas, al tiempo que son eficientes y rentables. (ANDigital)

 

 

 

 

Fuente: https://andigital.com.ar/

¿Querés publicitar?