INTERÉS GENERAL

Un nuevo proyecto europeo implantará tecnologías innovadoras para el procesado de alimentos

Vista previa

 


El proyecto i³-food tiene como objetivo implementar tres tecnologías novedosas para el procesado de alimentos en condiciones industriales, garantizando la rápida y máxima incorporación por parte del mercado.


Diez socios de investigación y empresas alimentarias, de Alemania, Países Bajos y España, trabajarán juntos para asegurar la validación del control óptimo del proceso para estas tecnologías: conservación por pulsos eléctricos de alta intensidad de campo (PEF-P) de productos alimenticios líquidos (zumos de frutas o batidos, por ejemplo), esterilización térmica por alta presión (HPTS) para alimentos listos para comer, y extrusión de baja presión para productos alimenticios fríos (principalmente helados). El proyecto proporcionará sensores validados o mediciones tipo sensor para el control continuado del proceso, y el desarrollo y evaluación de un sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC) para cada tecnología.

Por otra parte, se definirá una estrategia científica y de vanguardia que garantice una rápida y máxima incorporación por parte del mercado y que supere las distintas barreras. Estas tecnologías se han desarrollado en los últimos años y han demostrado ventajas técnicas en términos de ahorro de tiempo y de energía, y de extensión de la vida útil para los minoristas y para los productos listos para usar. Sin embargo, su aplicación en la producción industrial es aún más bien limitada. Las razones son múltiples y varían desde la baja aceptación o rechazo por parte de los consumidores hasta la falta de acceso a los mercados o la falta de conocimientos e información entre los productores de alimentos sobre la manera de cómo integrar estas tecnologías novedosas.

Algunos de los principales obstáculos para la industria de procesado de los alimentos son el riesgo y la inversión necesaria en la mejora de sus líneas de procesado, especialmente para las pequeñas y medianas empresas (PYME). No hay disponibilidad del tiempo ni de los recursos necesarios para la implementación de nuevos procesos no estándares.

Los socios del proyecto tienen gran experiencia en estas tecnologías y una elevada competencia en la investigación de sistemas y en innovación. Así, el consorcio europeo reúne cuatro organizaciones de investigación y tecnología, cuatro pequeñas y medianas empresas (PYME) y dos grandes empresas, que conectarán y amplificarán las fortalezas de la UE para llevar tecnologías avanzadas a la práctica europea.

i3-food acaba de iniciarse y tendrá una duración de 3 años, del 2015 al 2018. El proyecto está financiado por la Comisión Europea dentro del Programa Marco H2020 para la Investigación y el Desarrollo Tecnológico, con un coste total de 2,3 millones de euros.

 

 

Fuente:

IRTA

¿Querés publicitar?